viernes, 5 de junio de 2009

instancia

Es gracia
que espero merecer
del recto proceder
de vuestra excelencia,
cuya vida
Dios guarde
veinte años
y un día.

A tanto
de tantos
de...

6 comentarios:

Begoña Leonardo dijo...

Me parto, vaya guasa que le echas... Gracias por comentar en el blog.

Besazo.

María Socorro Luis dijo...

Así, como si nada, tú pones la sal...

Y gracias tambien, por comentar tan bonito.

Con cariño. Soco

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Más parece vuesa merced un juez dictando sentencia...

Un saludo, la "última entrada" es sólo eso, la más reciente. Seguiremos leyéndonos. Un saludo

Jose Zúñiga dijo...

Yo impondría treinta años, pero ahí ya no se puede poner ni un día más.

Rafael dijo...

Demasiado generoso eres Jose Luis (por ahí he leído que de ti decían: "excelente poeta y mejor persona"). Yo hubiera puesto:

"cuya vida
Dios os guarde
hasta el fin
de este día"

Ojala siguieras explorando la oculta poesía del lenguaje administrativo y jurídico, igual que lo has hecho con el de la prensa.
Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Buena idea, Rafael. Lo intentaré.