lunes, 15 de junio de 2009

et maintenant

Et maintenant que vais-je faire,
de tout ce temps que sera ma vie

Ahora
atravieso el fuego y no lo siento.

Ahora
me rajo el vientre y ya no hay sangre.

Ahora
trago el cristal tallado de tus recuerdos.

Ahora
arrastro y no siento las cadenas.

Ahora
pueden partir mi cuerpo en dos mitades
como lo hiciste tú. Ahora
estoy muerto.

6 comentarios:

Infinitos Polos dijo...

Pero vuelve a la vida, con la muerte al hombro, como Blas de Otero en Ancia. Ahora sí, sin abominar cuanto has escrito; esto es muy grande.

Jose Zúñiga dijo...

Ángel con grandes alas de cadenas, sí. Siempre volvemos.

Javier Belinchón dijo...

Me mola el poemilla, José. Muchas gracias por linkearme y por seguirme.

Un saludo.

Jose Zúñiga dijo...

Nada, Javier, he visto buenas referencias y ahí andamos. Gracias por el comentario.

María Socorro Luis dijo...

Muy bueno, mon ami, muy bueno.
Harás poemas,,,

Jose Zúñiga dijo...

Eso hago, Soco, eso intento hacer para ser más preciso.