miércoles, 3 de noviembre de 2010

el niño






Si es que la letra
entra con sangre, dicen.
Así nos fue.


40 comentarios:

jorge dijo...

Como todos, por su cuenta.

Con sangre es de la unica manera que no consiguieron adiestrarme.

El verbo importante no es enseñar; es aprender.

Jose Zúñiga dijo...

Ya te digo, Jorge: así nos fue. Tal vez se me olvidó decir que esta letra tiene más de treinta años.
¿Qué haces levantado a estas horas?

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

jdr nos ha dado por los treinta años !!!! jjjj en vez de blogs los vamos a tener que llamar retroblogs

pues me encanta y al final pa mi que el niño algo aprendió de eso de la libertad

creo

o soy naif?


ale besicos aplaudiendo y pidiendo bis

Bletisa dijo...

Yo soy un poco más pequeña que tú creo pero nos daban caña de verdad todavía.
Que miedo se pasaba en la escuela.

Jose Zúñiga dijo...

Pues sí, Luisa, saqué del baúl la cancioncilla como tu dibujo. El caso es que no me parece ¿naif? Todavía pasa, qué cosas. La libertad, ay.

Jose Zúñiga dijo...

Yo entonces el miedo lo pasaba en la calle, Ble. O en los recitales, cantando estas cosas.

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

y para mi que esta canción la he escuchado antes........

pero bah no puede ser

Jose Zúñiga dijo...

La canté mucho en su tiempo pero tú eras muy pequeña, Luisa, no creo que estuvieras en esas movidas. Si alguien la plagió y tú la escuchaste, mejor que mejor. Es sencillita.
Soñarla, ¿por qué no?

Adolfo González dijo...

Estoy con jorge: aprender es el verbo importante. La cancioncilla, muy bonica.

Jose Zúñiga dijo...

Cuatro y cuatro no son ocho, ¿es eso enseñar, Adolfo? No. Andando a ciegas se aprendía. Andando a ciegas se aprende. Porque enseñar ya se sabe lo que enseñan: miserias.

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

umm manipular más bien....... como siempre (hoy ando que no me callo ni debajo agua)

innumerables las cosas que yo he tenido que desaprender (tantas tonterias )

Jose Zúñiga dijo...

Si es que nos va la marcha, Luisa. Vaya la que ha montado el Jorge. Bien.

SIL dijo...

Lapidario, Poeta.

Un beso

SIL

Paloma Corrales dijo...

Ay, ay ay... m'encantao.

Hala, te dejo una ya que estás de recuerdos ;-P

Marieta

Besazo.

Laura Caro dijo...

Lo que entra con sangre, con sangre sale.
Un beso, Zú.

Leonel dijo...

En mi paìs se aprendía sin sangre la matematica y la literatura, pero con la sangre nos imponían(y lo hacen todavía hoy) no usar la cabeza para pensar...
La canción me gustò mucho,
"como va aprender el niño a cantar la libertad"
ya dice mucho.
Un abrazo.
Leo

Manuel dijo...

Jesús bendito!... Zuñi, ¡estas cosas no se hacen!.

Yo fui uno más de los que cantaban en cualquier sitio, allá por los 70, para las cajas de resistencia.

Que marcha, ¿verdad?. Pero que vida intensa aquella. Recuerdo con cariño a algunos de mis maestros. Pero nadie me enseñó tanto como ese tiempo revuelto.

Nunca viene mal un paseo por los recuerdos, sobre todo si son recuerdos de un tiempo vivido con intensidad.

anabel dijo...

Este es primo hermano de aquel: "Quien bien te quiere te hará llorar"... ¡Qué tiempos!

Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Sobran versos, Sil.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Gracias, Paloma!! Este Krahe mira que me gusta...
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Como digo, Laura, así nos fue.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

En tu país no sé si se podría cantar esto, Leo. Aquí, en tiempos, no.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

No me invade la nostalgia, Manuel, pero a veces conviene recordar: más que fe hay que tener memoria.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Esto no quería muy mal, Anabel.
Bs

Mercedes Pinto dijo...

Te he visto mil veces por estos lares y ni siquiera te he saludado. ¿Cómo he podido pasar de largo por esta casa?
Un verdadero placer contactar con tus letras.
Por cierto, a mí la letra me entraba con la inteligencia e intuición del maestro, pero por desgracia hay tan pocos. Algunos hubo.
Hasta pronto.

Adolfo González dijo...

Hombre, hay buenos profesores también. La mayoría enseñan que cuatro y cuatro son 8, de toda la vida, en el año de la pera y actualmente. Ahora, si tienen que pegar para enseñar eso, mala manera de enseñar, sin duda. De todas formas, hoy en día creo que los niños llevan más deberes para casa y muchos se agobian más que los niños de antes, que estaban más en la calle. Pero es verdad que como más se aprende en la vida es cometiendo errores y recibiendo palos de muchas experiencias.

La Solateras dijo...

Una nostálgica entrada, no solo por la canción, sino sobre todo por el tiempo que evoca.

Y es que con Franco éramos... más jóvenes.

Besos

Jose Zúñiga dijo...

Jaja, Ana, de eso no cabe duda. ¿O sí?

Jose Zúñiga dijo...

Pues mi más calurosa bienvenida a esa visita por estos lares, Mercedes. Lares que ahora andan un poco revueltos por diversas causas, pronto retomaré la calma, jeje.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Coño, Adolfo, tú deberías saber que tanto canción como versitos son pura metáfora. Del magisterio hablaremos otro día.
Abrazo

mis largos pies dijo...

Oye, que cosas más preciosas nos regalas, no se te acaban, Zuñiga, no se te acaban. Un beso fuerte.

Adolfo González dijo...

Ya, no, yo continuaba con lo que empezó comentando Jorge del aprender y el enseñar. La cancioncilla ya te digo que muy bonica.

Isolda dijo...

Ayúdame Jose, en el 70 o 71, Javier Krahe cantaba con Sabina y un tercero, cosas muy divertidas, de hecho tenían un LP (qué rancio), que tuve y debí perder. No me refiero a La Mandrágora. No soy capaz de acordarme del trío completo.

Qué mal nos enseñaron, pero qué bien aprendimos por libre y me siento orgullosa.
Besos, cantautor-poeta, (retro como dice Lu)

José Antonio Fernández dijo...

Muy bonita, si señor.
Canción protesta o canción reflexión, ¿Qué más da?

Jose Zúñiga dijo...

Espero que no se acaben, largos pies. Cuando se acaben inventamos nuevas.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Y haces muy bien, Adolfo, sólo te comenteba. La cancioncilla es eso: cancioncilla, a mí también me gusta.
Abrazo, tío grande.

Jose Zúñiga dijo...

Alberto Pérez, Isolda. Se dedicó luego a boleros y cosas así, después le perdí la pista.
Retro sí, pero sin ceder.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Eso digo yo, José Antonio: fuera etiquetas.
Abrazo

Adolfo González dijo...

Oye, voy a comentar algo a modo de prueba, a ver si sale mi nombre con el apellido o si sólo sale mi nombre. Resulta que hace un ratillo, en otro blog, hice un comentario y sólo aparece mi nombre, sin el apellido, que es lo que tengo registrado en mi perfil. ¿Por qué será? Me parece muy raro. Las cosas de blogger, ay. Abrazo.

Adolfo González dijo...

Pues no, ya veo que sale con nombre y apellido. En fin, qué más da, quién sabe.