martes, 2 de noviembre de 2010

A propósito de una necrológica.

.
Leí en El País la necrológica que dedicó a Miguel Ángel Velasco, uno de cuyos poemas he publicado hace unas horas. Rescato ahora tres párrafos que no tienen desperdicio:

"Miguel Ángel Velasco murió el 1 de octubre en Palma de Mallorca, la ciudad en la que nació en 1963. Pocos meses antes había publicado su último libro, Ánima de cañón (Renacimiento). Como santo, loco o sabio, poeta es una palabra que conviene usar con cuentagotas, pero en su caso no cabía duda alguna, lo era. En 1979 fue accésit del Premio Adonais con Sobre el silencio y otros llantos. (...) Dos cursos más tarde ganaría ese mismo premio con Las berlinas del sueño. Aquellos eran títulos pegados a un irracionalismo matriculado en la escuela surrealista que, con el tiempo y los libros, terminaría cuajando en gran poesía. Para ello Velasco pasó por un periodo de silencio y por una inmersión personalísima en la oralidad y los metros tradicionales.

En su carta-prólogo a El dibujo de la savia (Lucina, 1995), Agustín García Calvo da fe de ese tránsito cuando le agradece que "procediendo como procedías de la alta Literatura y de la poesía esa que hacen los poetas, hayas tenido la humildad de acordarte de que los versos tenían que empezar por sonar a los oídos, por más escritos que quedaran para los ojos, y de volver a aprender las olvidadas artes del ritmo del lenguaje".

En aquel poemario estaba ya entera la voz hímnica de un poeta antológico que rara vez apareció en una antología, un espíritu libre que frecuentó las "sustancias psiquedélicas" tanto como la obra de Claudio Rodríguez, Rafael Sánchez Ferlosio o el propio García Calvo".

Los subrayados son míos. Pues eso.

32 comentarios:

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

me gustan esas negritas ..

SIL dijo...

poeta es una palabra que conviene usar con cuentagotas


AMÉN, POETA


SIL

mjromero (alfaro) dijo...

Desde luego la poesía es ritmo, musicalidad,aunque no sólo esto,
por eso a veces también se lee buena poesía 'abrupta' , o no?

José Antonio Fernández dijo...

Totalmente de acuerdo. La poesía ha de tener ritmo, música, da igual si es Punk, Rock o clásico.
Un saludo.

Marisa Peña dijo...

Humildad, autenticidad, ritmo y cadencia, palabra en el tiempo...Poesía, nada más y nada menos.Un beso enorme Jose.

José María Alloza dijo...

Siempre había separado -sin pensar mucho en ello- la poesía escrita, lo que se lee, de lo que se canta (recitar era un mundo totalmente extraño) Para mi eran como dos mundos separados, apenas consciente que muchas canciones que adoro, son en realidad poemas. Ahora, cuando os escucho y leo, me doy cuenta de la importancia de la oralidad, del ritmo… Y esta necrología, además de un bonito homenaje, es una lección de humildad poética, que en este poeta era grandeza.
Un abrazo.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Muy hermosa, muy verdadera, muy certera, como tus negritas..
Gracias por extraerla.
Un beso

Isolda dijo...

Como empecé por el post anterior, no me queda más que volver a subrayar los subrayado.
Pues eso, beso.

-EL GATO ESTEPARIO- víctor. dijo...

Ciertamente, Jose.
Como no suelo prestarle mucha atención a estos aspectos, también me quedé pensativo al leer esta necrológica en su día, pues la poesía de Miguel Ángel la tenía -y la tengo- en mucha consideración.
Sin duda, esta cura de humildad le vino muy bien a su poesía, con la que alcanzó altura.
No debemos de olvidar que la poesía, como todas los artes, llega al alma a través de los caminos del órden y la armonía -más no del caos-.
Creo que leí en algún sítio que se hizo un verdadero diestro en composición de alejandrinos. No sé.

Un abrazo, Jose.
Nunca esta de más esta tu aportación.

arguellesacero dijo...

Se ha estropeado la caldera de casa, así que no puedo comentar sino con las manos frías, que llevamos semanas lamentando lo que ignoramos de quien ignoramos todo. Los ratones buscan queso y las ratas el hueco de los poetas vacíos.

jorge dijo...

¿No habia leido este texto antes?

¿Un sueño?

Porque las quinielas y la loteria demuestran que no soy adivino.

Amelia Díaz dijo...

AMÉN.

Más besos

anabel dijo...

Sin lugar a dudas un magnífico poeta.

Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Dicho así que mal suena, Luisa. Bueno, son mías (eso suena peor).
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Y asé y así será, Sil.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Claro que sí, mj; pero pocas veces, eso es más difícil aún.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

La poesía más, José Antonio, pero la prosa también.
Abrazo

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

lo pensé al verlo escrito pero arreglarlo era aún peor ;)

Jose Zúñiga dijo...

En esas cuatro cualidades está el secreto. Y qué difícil es, Marisa.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Los poetas humildes son los mejores, José María. Y la oralidad en la poesía viene desde el principio de los tiempos. Aunque yo haya empezado a recitarla en público hace muy poco.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Eso me pareció, Sofía. Por eso la copié. Me alegro de que compartas mi opinión.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Subrayadísimos quedan, Isolda.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

No conozco esos alejandrinos, Víctor, pero seguro que era un maestro. Lo mejor: que no se nota.
Muy acertadas tus palabras, gracias.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Menos mal que aún no hace mucho frío, arguellesacero, porque las necrológicas aún enfrían más.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Pues no sé, Jorge, tal vez lo vieras en el periódico. ¿Y por qué no puedes haberlo soñado?
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Así sea, Ame.
Bss, montón.

Jose Zúñiga dijo...

Gran poeta y gran persona, Anabel.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Luisa: ;)

La Solateras dijo...

Confieso mi incultura enciclopédica al no conocer a semejante poetazo, al que la palabra poeta usada con cuentagotas se le queda muy pequeña, pues la merece a cubos. Confieso, decía, mi ignorancia, de la que seguramente en parte soy culpable, aunque solo en parte por la escasa difusión que tiene la poesía en este país de todos los demonios, que diría Gil de Biedma.

Jose Zúñiga dijo...

Nunca fue Velasco poeta mediático, Ana, y eso que ganó el Loewe con "la miel salvaje" (ahí es cuando lo decubrí). Sí, país...

lemaki dijo...

¿A dónde irían
las garzas? Sólo sé
que algo de mi partió
como saeta fiel aquella noche
desde el arco del puente;
algo de mí se fue y boga dichoso
hacia algún sur de luz en la flecha del vuelo.

Miguel Ángel Velasco (de la miel salvaje)

No lo conocía y tus palabras lo hacen más especial.

saludos.

Jose Zúñiga dijo...

Me alegro de que así dea, Lemaki. Gran poemario La miel salvaje.
Bs