domingo, 28 de noviembre de 2010

soy el que sabe

.
Yo sé.

Es mi condena, mi implacable condena este saberte, esto de dar la cuerda con mis manos al reloj de tus mundos, mi condena tus manos, las manos que se aquietan en mi cuerpo, mi condena tu cuerpo, tu cuerpo que se nutre en mi mirada, condena es mi mirada, esa mirada que alberga tantos muertos, los muertos de tus mundos, tus mundos mi condena, tus mundos, los que quiero aprender aunque ya sepa que nunca serán míos por más que me recorra de memoria tu huella digital y te descubra, entera, noche a noche.

Yo sé que sé. Pero tú no lo sabes.
Soy yo el que arrastra todas las cadenas.



38 comentarios:

mjromero (alfaro) dijo...

Solo arrastran cadenas los fantasmas, los reos y sísifo y algún héroe moderno de una canción olvidada.
Y tú.
Un abrazo.

Paloma Corrales dijo...

Ya quisiera yo saber, aún a rieso de condenarme.

Beso.

EL GATO ESTEPARIO -víctor- dijo...

"tus mundos, los que quiero aprender aunque ya sepa que nunca serán míos" Ufff, esto me suena de algo.
A veces nos cierran las puertas a perpetuidad, la pena máxima. Nos dan en todas las narices.

Un abrazo.

SIL dijo...

Quizás si ella supiera,
se volverían lazos las cadenas,
placeres las condenas...
si ella supiera.

Besote (preciosa-cada-línea)

SIL

Adolfo González dijo...

Yo sí que sabo:)

Carmela Rey dijo...

Pesadas cadenas las que describes. ¿Vale la pena, tanto peso? El saberla, el saberte preso de esa condena.
Un abrazo

arguellesacero dijo...

Dependemos demasiado de los demás.
Adulteramos sabores.

Un saludo.

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

auténticas condenas que ahogan esas cadenas en soledad, y qué sufrimiento saber y no poder decir..... es más saber que es la eternidad el mudo horizonte....

juer que angustia!

Leonel dijo...

Hay cosas que es mejor no saberlas, para no sentirnos aplastados por el peso del propio saber. Son condenas verdaderas... a veces.
Me gusta el encadenamiento que has hecho con las palabras para lograr esta cadena; le dan un ritmo al poema que puede ser , valga la redundancia, la mayor de las condenas o de las cadenas.
Un abrazo.
Leo

virgi dijo...

¿No sería mejor que supiese algo? Tal vez no sería tan duros los grilletes.

Besos

esperanza dijo...

Descubrir al otro, entero, noche a noche...
Saber que sabes y tener que esperar...
Me sentí aferrada al dolor con tu texto
Me encantó, gracias por compartirlo.

EL GATO ESTEPARIO -víctor- dijo...

jaja. No puedo resistirme a entrar de nuevo después de las palabras acertadas de VIRGI. Yo siempre tengo muy en cuenta las opiniones de una mujer, al respecto, porque es la visión desde la otra orilla -la que nos falta, o no tenemos-.

BESO Y ABRAZO.

La Solateras dijo...

Tremendo peso, tremenda responsabilidad... Y la otra levitando. Injusto.

Un beso

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

y hacerle un cuadro sinóptico de esos en estado hipnótico mientras te liberas...... no sé que me inspiró esta frasesilla jjj

;) mola el disco

Isolda dijo...

Lo he escuchado tres veces, José, e CD, digo. Me has hecho volver a los diecisiete. Todas las canciones tienen su aquel, todas, aunque quizá me quede con tus besos y gatos.
Muchísimas gracias, y mil besos.

jorge dijo...

Eres el que sabes.

Ella tambien sabe, aunque quiza otra cosa.

Me gusta (mucho) lo de convertir las cadenas en lazos.

Mola.

Jose Zúñiga dijo...

Es que soy bastantae fantasma, mj., y algo reo y algo sísifo. Héroe, no.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

No sé, no sé, Paloma, a veces, ya ves, es incómodo. Preferiría ser, como Yahve, el que es, pero eso ya sería mucho pedir.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Siempre queda una rendija, Gato.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Quién sabe si ella supiera, Sil... ¿mejor, peor? Ah, la poesía.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Sin duda, Adolfo!

Jose Zúñiga dijo...

Vale la pena, Carmela; y por encima de todo, vale la pena escribirlo.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Tanto dependemos, arguelles, que a veces pienso que no somos más que los demás.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

No lo creas, Luisa, es un poemillas liberador.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Sabes que procuro, cuando escribo, que la forma se adapte al contenido, Leo. Apuntas muy bien ese "encadenamiento" en las palabras, no es algo casual.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Siempe se sabe algo, Virgi. El problema surge cuando no se sabe que se sabe o se finge no saber.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Gracias, Espranza: es un texto dolorido pero con su punto justo de liberación. Casi de alegría a su modo.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Haces bien, Gato, pero ya te digo: sabes, siempre saben.

Jose Zúñiga dijo...

Lo mismo podrías poner el otro, Ana, es algo que sucede en pareja lo que he querido transmitir. Es más: probablemente el hombre peque más de silencio.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

S eve que te lo sabes, Luisa. Qué bueno!

Jose Zúñiga dijo...

A ti, Isolda, a ti mi agradecimiento. Y si te gusta, más.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Verás que estamos de acuerdo, Jorge. Lazos para envolver, lazos corredizos, cadenas aladas: eso y más.
Abrazo

María Socorro Luis dijo...

Qué triste amar sin conocer los mundos del otro...

Siempre tú. Muxusss

Bletisa dijo...

Aggggg que difícil es esto Zú.
Pues mejor si no sabe nada o tú no sabes nada o yo qué sé.
bahhhh.
¿quieres a quien sea o lo que sea?
Pues ya está.

mis largos pies dijo...

Que maravilloso ese verso final. Un beso.

Jose Zúñiga dijo...

Es como saber lo que nos espera, Soco, una condena.
Muxu

Jose Zúñiga dijo...

Estos versos son versos enamorados, Ble, aunque no soy yo de los que piensan que el amor es ciego (o mudo).
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Suena a penitente, largos pies. O fantasma, no sé.
Bs