lunes, 22 de noviembre de 2010

poetrastos:la voz del poeta

.
Naveiras y Voltios siguen regalando postales, versos y voces. Hoy me ha tocado a mí, aquí está la voz del poeta. Bueno, y aquí:



un buen día
 
hoy
salieron goteras en el techo
del vecino de abajo.

hoy
mis muchas heridas reventaron
todas al mismo tiempo.

hoy
llamé al fontanero y nadie vino,
ni siquiera el rumano.

hoy
he sentido pústulas rabiosas
brincarme por la piel.

hoy
me dieron dos ostias sin buscarlo
y me quedé tan pancho.

hoy
fui a por pan y no quedaba pan
en el supermercado.

hoy
doblé la rodilla frente al fuerte
tragándome la bilis.

hoy
abrí la botella que guardaba
y era todo vinagre.

Hoy, al fin hoy,
he pasado un buen día
sabiendo lo que es bueno.


20 comentarios:

Terly dijo...

Cuantas veces tomamos el vaso para beber agua transparente y fresca y cada trago se nos convierte en un "hoy" de acibar, sólo la fuerza de los sueños puede hacer que al menos uno de esos tragos se convierta en almíbar.

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

tal cual ha sido mi día, de los buenos.... para enmarcarlo

las tinieblas nos hacen apreciar el día pero escuecen..... y duelen

besicos

Isolda dijo...

Qué expresivos tus versos! Vas a saber lo que es bueno, nos decían de pequeños y ¡vaya si lo supimos!
Pero si llega el día que no te molestas cuando no hay pan o no viene el fontanero y, descubres que sobrevives, habrás ganado en salud, amigo. Parezco un confucio de pacotilla, pero es que tus versos me han hecho pensar en eso precisamente. ¿Y qué es lo bueno?
Besos desde el sofá, por ejemplo.

SIL dijo...

Hoy
tus versos son la salva
que salva el día...

Beso, Poeta

SIL

Manuel dijo...

¡Menos mal que fue un buen día!. Si llega a ser malo no escribes.

Mis goteras empiezan en el piso de arriba.

Mis hongos de los pies no me dejan dormir.

Aqui, lo rumanos, te roban y te torturan con mucho cuidado.

No me dan de hostias por la calle porque los asesinos que me cruzo me tienen miedo.

En mi gasolinera de noche siempre hay baguettes recién hechas. Y lo que se agradecen cuando llegas a casa con hambre de una vida entera.

Y no, no doblo la rodilla, que después me duele. Hace demasiado que elegí ser lobo estepario.

El agua de mi casa sabe a cal, pero se puede beber. El whisky siempre tiende a acabarse, pero mañana venden en el mismo sitio otra botella.

Y así, el día pasa como anuncio de la vida que está por venir.

Un abrazo.

Laura Caro dijo...

Nunca nada es lo suficientemente malo para asegurar que es lo peor
( pregúntaselo a Murphy).
Ojalá se arregle un poco el día.
Besotes, Zú.

La Solateras dijo...

Es estupendo que un mal día se convierta en un gran poema.

Un beso

jorge dijo...

Es bueno darse cuenta que nuestras inundaciones repercuten en los otros.

En todos los dias se puede encontrar un latido aprovechable.

Me gustan tus breverias.

(Lo de la botella va a ser imperdonable).

Leonel dijo...

Amigo Jose, hoy, después de haberte leìdo y escuchado, hago mios los versos de la ultima estrofa:
"Hoy, al fin hoy,
he pasado un buen día
sabiendo lo que es bueno."

Gracias por hacernos pensar.
Un abrazo.
Leo

Bletisa dijo...

Ah ¿y por qué no me llamaste a mí?
Algo sé de goteras aunque no sea fontanera y sé poner muy bien tiritas en las heridas porque paraeso soy enfermera (no veas lo bien que ablando pústulas)y además...tengo vino de la Rioja y bien madurito, superbueno para brindar por la vida. Tengo pan en el congelados y se descongela en un plís-plás con un aliento, querido maestro.

Muaccc.

Jose Zúñiga dijo...

Saber lo que es bueno no es tan malo, Terly.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Pero Luisa, ni hablar: esto s un poema, este hoy fue otro hoy, así que p'arriba.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Lo bueno es saber que esas cosas pasan sólo a quienes se lo pueden permitir, Isolda. Los protagonistas de estos versos son, en realidad, los "malos". Es bueno saber lo que es bueno de vez en cuando.

Jose Zúñiga dijo...

Salvado queda, Sil!
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Todo un rosario de sabiduría, Manuel.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Sabes que mis poemas, en general, no son autobiográficos, Ana. Hoy quise recordar a los que a menudo vituperamos, sólo eso.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Tienes razón, Jorge: tenía que haberla descochado antes.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Lo has dicho en sus términos exactos, Leo: hacer pensar, esa era mi intención.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Yo a ti te llamaré cuando tenga que llamar a un cura, Ble. Y no sé por qué digo esto, pero lo pensé.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Se arregló del todo, Laura.
Bs