lunes, 15 de noviembre de 2010

un haiku

.
.
Hay muchos huecos.

Habito una mansión de cuatro tenedores, diecisiete ventanas, doce puertas, catorce chimeneas y un par de aldabas tiesas que no sé cómo usar. Tiro de la cadena cada día. Tengo dos carcamales y una reja.

No vivo solo.



61 comentarios:

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

haiku gruyere no? yo que ya lo tenía claro y el otro día hice...... mis haikus requetebonicos

otra vez desmontá


ejem lo de las aldabas me preocupa

SIL dijo...

Tu mansión es tentadora.


Besote

SIL

jorge dijo...

Fascinante.

El mejor haiku que he leido en tiempo.

Eso si te apunto a mi grupo, el famoso "nospasamoslasnormaspordondenosdalagana"

En cuanto me apunte a esa chorrada del face lo creo.

Noray dijo...

A estas alturas del siglo, y con la que está cayendo, saberse que no se vive solo, y practicarlo, es en sí toda una odisea.


Un abrazo.

Adolfo González dijo...

Aquí te he visto más irónico que nunca.
Esto no serán 17 sílabas (además, lo haces a propósito pues empiezas y acabas con dos versos de 5 sílabas) pero el conjunto inspira 17 cosas diferentes y, a la vez, ninguna, así que, inspirado, me voy a escribir.

Adolfo González dijo...

Lo veo como una cosa metapoética. ¿Diecisiete ventanas diecisiete sílabas? Puede ser. Pero nos lo cuentes, porfa, que este "Un haiku", de alguna manera, se dice a sí mismo.
Hale, me voy a lo dicho. Fíjate si me gustó que volví para releerlo otra vez.

Laura Caro dijo...

Nada mejor que sumar en esto de los versos, que recrear, que reinventar, que personalizar... Tu "Zuñi-haiku" me pareció tan original como tú, tan rebelde como tú y tan entrañable como tú.
Un abrazo grande.

mjromero (alfaro) dijo...

es como una adivinanza, yo la entiendo a mi manera y me gusta tal y como lo entiendo.Con dos o tres interpretaciones, una de personas y otra de cosas-objetos.
me parece muy bueno.

Adolfo González dijo...

Joder, es que es buenísimo. En serio, te has superado. No voy a comentar todo el sentido que le saqué al poema para que la gente lo lea y disfrute a su manera, pero cómo entiendo ya (a mi manera) el texto y tu relación con el mismo. Y cómo te odio por haber escrito una cosa tan condenadamente buena. Abrazote.

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

no sé si me gusta más tu haiku expansivo o los efectos secundarios que provocas en Adolfo y que su comentario sea sólo un parrafico

bueno tres

yo también ando releyendo que los huecos tienen miga

(Adolfo no te enfades que contigo aprendo mucho , va en serio)

Adolfo González dijo...

Yo nunca me enfado, Luisa, sino que vivo enfadado, soy muy gruñón, soy como un ogro. Noooo, es broma.
Venga. Apago ya el aparato, que esta noche tengo que escribir algo.

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

sumando me sale tu edad.... se me ha ido la olla verdad?

ale me voy como Adolfo que nos vas a castigar al rincón jjjj

José Antonio Fernández dijo...

Muy bueno. Es sugerente y muy abierto, aunque un haiku, no sé. el título ayuda a darle juego al asunto.
Repito, me ha gustado.

La Solateras dijo...

¡Tío, Zuñi, no me das respiro! No he terminado de asimilar un poema tuyo y ya tengo ahí otro. Ten un poco de compasión con el personal que una no da para más.

Otra vez, felicidades.

Rafael dijo...

¿Hay muchos huecos.
Habito una mansión
de cuatro tenedores,
diecisiete ventanas,
doce puertas, catorce
chimeneas y un par
de aldabas tiesas
que no sé cómo usar.
Tiro de la cadena cada día.
Tengo dos carcamales y una reja.
No vivo solo.?

Ya sé que dices que no hay que contar los versos, pero la tentación era demasiado grande. Es como un texto secreto y me lo imagino lleno de claves. Realmente me iba a dormir hace un cuarto de hora, y no tengo más remedio que irme a la cama; pero me gustaría poder pasarme más tiempo ante este texto tuyo.
Hermoso laberinto de reminiscencias borgianas.
Un fuerte abrazo.

Calipso dijo...

Um, me encanta :)

Muy muy bueno Zuñi, veo que ha gustado mucho, y que incluso logras inspirar a Adolfo :D

Abrazos ;)

Rosa dijo...

Absolutamente genial. Estoy intentando buscar el hueco por donde colarme en este haiku, que empieza y termina con sus 5 sílabas perfectas, para buscar el mensaje que nos mandas y según lo leo, mas cosas se me ocurren y sobre todo, mas me gusta.

¡Enhorabuena! Jose.

UN beso

Paloma Corrales dijo...

Hay muchos huecos.

Habito una mansión
de cuatro tenedores,
diecisiete ventanas, doce puertas,
catorce chimeneas
y un par de aldabas tiesas
que no sé cómo usar.
Tiro de la cadena cada día.
Tengo dos carcamales y una reja.

No vivo solo.

Así lo he leído, y me ha llegado como un inventario que alegoriza desamparo, a pesar e ese final (o por él) de no estar solo. En fin, ya sabes que el lectro hace suyo el poema y también depende mucho de su estado anímico, por mucha empatía que se tenga.

Besos, Zuñi, muchos.

Manuel dijo...

Menuda la has montado, Zuñi, con lo del Haiku.

Que no podrías escribirlo como todo el mundo, sencillito, vegetal, que se entienda más o menos.

Que mira que la gente despues necesita psicólogos para salir de estas cosas. (O de este cementerio).

Yo diría lo que decía aquel ante el "vivo sin vivir en mi...":

- ¿La gallina?.

Un abrazo.

Leonel dijo...

Y sin embargo tu has respetado la metrica, no de silabas sino de las cosas que te acompañan que por numero parecerán tantas, pero las expresas con siete ideas:
1- la mansión de cuatro tenedores. 2- las diecisiete ventanas. 3- las doce puertas. 4- las catorce chimeneas. 5- el par de aldabas tiesas que no sabes como usar, 6. la cadena que tiras cada día. 7- tus dos carcamales y la reja.
Ciertamente no vives solo, pero que difícil llenar todos esos huecos.

Un fuerte abrazo.
Leo

José María Alloza dijo...

Yo no sé qué decir, así que no digo nada… Leo una y otra vez y las imágenes van y vienen en un tropel de belleza desordenada.
Un abrazo.

Emilio dijo...

Pero qué ganas tiene el personal de andar con cuentos... digo con cuentas... digo contando.

Esto puede ser lo que tú quieras: un haiku, dos sonetos, el palacio de la Zarzuela o mismísimamente la catedral de Leon.

Sobrao andas, José Luis.

Salud.

María Socorro Luis dijo...

Copio exactamente lo que dice nuestro José María. Exactamente. Y espero impaciente, lo que nos va a comentar Adolfo. (lo ha prometido, creo)

Mientras tanto, Muxus para todos

Jose Zúñiga dijo...

Nada, Luisa, lo suyo es saberse la regla para poder luego olvidarse de ella. Y digo yo, por qué será lo de las aldabas?
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Pues no creas, Sil, a mí eso de la reja me da yuyu.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

No sé si el mejor, Jorge, pero probablemente uno de los más raros. Sobre las normas, ya te digo, es muy útil saber el canon, pero más fértil saltárselo a la torera. Apúntame a ese grupo.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

No sé si es buena la compañía con tanto hueco, Noray.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

¿Por qué irónico, Adolfo? Lo he escrito totalmente en serio.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Bueno, en serio sí, pero no para tanta cábala. ¿O sí? Qué sé yo. Desde luego, contar no conté ni pienso hacerlo, jeje.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

La rebeldía es la madre de toda poesía. No conviene amojamarse, Laura.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

No es una adivinanza, pero sin duda he encriptado, sin saberlo, mensajes varios, mj. Algo me dice que dos o tres.
Bss

Jesús Arroyo dijo...

¡Espera que me reponga!

Han pasado doce minutos de la primera frase, esa que te solicita espera y ahora toca decirte

¡No me repongo!

Eres genial.

Jose Zúñiga dijo...

Pues ya me dirás qué entiendes, Adolfo, que me tienes intrigado. En todo caso, valoro y agradezco tu opinión.

Jose Zúñiga dijo...

Apasionante diálogo nocturno, Luisa. Segun los sumandos, puede salir cualquier cosa. Juegos cabalísticos hay muchos, esto no lo es, no te digo más.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Creo que el título es parte del poemable, José Antonio.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

No te quejes, Ana, que tú llevas una marcha endiablada. Y encima dices que vas a escribir lo que ya has escrito (ay, ese poema absurdo).
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Verás que no tengo remedio, Rafael, vas y cesuras el verso y te salen heptasílabos a mogollón. ¿Tendré que contar para que esto no suceda?
La verdad es que sí, está lleno de claves. Secretas algunas incluso para mí.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Pues encantado, Paz. Aunque no creo que Adolfo necesite inspiraciones externas, que anda sobrao con las suyas propias.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Ciertamente, Rosa, empieza y acaba así de forma absolutamente consciente. Luego, cada lector saque sus conclusiones o no, que tampoco la poesía es una ciencia exacta, por fortuna.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Ciertamente, Rosa, empieza y acaba así de forma absolutamente consciente. Luego, cada lector saque sus conclusiones o no, que tampoco la poesía es una ciencia exacta, por fortuna.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Yo haciendo un haiku y vas tú y me lo conviertes en una espléndida silva. Eres tremenda, Paloma. No está mal esa lectura, aunque supongo que tampoco lo estaría otra. Es la grandeza de la poesía (y esto, aunque no lo parezca, pretende serlo).
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Antes muerto que sencillo, Manuel. Diga lo que diga la gallina.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Pues esa cuenta no la había echado yo, Leo (bueno, no eché ninguna a pesar de tanto sumando). Lo que sí puedo decirte es que quise un haiku, iconoclasta, pero haiku. El título no es broma. Los dos pentasílabos tampoco. La intención es lo que cuenta. ¿Pues no hay sonetos con versos de cuatro sílabas?
Al cabo, hacemos, o lo intentamos, poesía: palabras, melodía, asir lo inefable… y eso.
Abrazo

MarianGardi dijo...

Tienes una casa de **** estrellas michelín!!
Besos

Isolda dijo...

Vives rodeado de huecos; si quieres les llamamos haiku, pero son huecos y así, vivimos muchos.
Con todos los que tienen los tenedores, las ventanas, las aldabas, todo huecos y encima una reja. No, no vives solo, afortunadamente tienes dos carcamales.
Besos, esos sí son huecos, qué ironía, no? Porque llenan mucho.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Me gusta cuando te pones el mundo por montera.
Eso sí, me preocupan los dos carcamales. Cuídalos, por si acaso.
Besos.

Jose Zúñiga dijo...

Pues nada, José María, que hablen otros (que ya lo hacen, jeje).
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Y ahora, Emilio, tendría que ponerme a tejer un rosario en verso, que eso sí que tiene cuentas… Serio, que no es antónimo de divertido, aquí estoy serio. Sobrao, nunca. Me apaño con lo que puedo, sea esto mucho o poco.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Mi disculpas, amiga Soco. Sé que he cometido sacrilegio, pero de eso a dejarte muda… Anda, que no te gusta a ti romper los moldes.
Muxu

Jose Zúñiga dijo...

No me gusta nada, pero que nada, que te den estos soponcios, Jesús. El próximo haiku tendrá diecisiete sílabas, hala.
Abrazo sin reja.

Jose Zúñiga dijo...

Juass, Marian, michelines es lo que me sobran.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Los besos no son nunca huecos, Isolda.
Bss rellenos.

Jose Zúñiga dijo...

No creas Isabel, los carcamales también se ponen el mundo por montera. Es lo mejor que pasa en este haiku.
Bs

Elvira Daudet dijo...

Querido José Luis:
Eres el creador por excelencia: haces con todo lo que te da la gana
y siempre ganas, diviertes o emocionas.
Como amigo eres más chungo; no pasas a verme por mi blog ni por mi casa. Te he puesto falta.
Un beso. Elvira

Jose Zúñiga dijo...

Querida Elvira: creo que te equivocas en eso del creador; bueno, y en lo de chungo también, jeje.
Uno vive, nada más. Y nada menos.
Beso

lemaki dijo...

He aprendido a vivir solo
como quien no sabe de los otros.
He aprendido a vivir triste,
hermano de esta tierra.
He estrecho muchas canciones
sobre mi pecho inútil
y sé que al estimar
es un copo trémulo,
novela, que se dibuja
para dejar una pesadumbre.
He aprendido que vivir solo
es vivir errante, sin patria.

Llorenç Vidal Vidal

Tú sí has aprendido a vivir en compañía, al menos de todos tus lectores y admiradores... me gusta buscar poemas para seguirte y mantener algún vínculo.

y estos versos hablan sobre ti, tu cuerpo? no lo sé...

saludos.

Jose Zúñiga dijo...

Ay, Lemaki, estos versos hablan de tantas cosas que ni sé.
Bs

Bicefalepena dijo...

Bonito en su sencillez y verso libre.
Un saludo

Leonardo dijo...

Me gusta mucho éste (y me lo llevo). No es bueno vivir solo.

Jose Zúñiga dijo...

Gracias por tu visita y por esas palabras, bicefalepena.

Jose Zúñiga dijo...

Viva la iconoclastia, Leonardo!
Abrazo