lunes, 20 de septiembre de 2010

estrellas

.
A qué mirar, a qué mirar el cielo
cuando puedo mirarme en tus pupilas.
Aunque tiene sus riesgos:
cuántas veces he visto las estrellas
por no mirarte a tiempo o mirar con desgana.

Duele mucho.



.................

Recuérdame
como un árbol batido,
como un pájaro herido,
como un hombre sin más.

Labordeta, mi amigo.

------------------

42 comentarios:

Begoña Leonardo dijo...

Sí que duele...

Me encantan estos breves que son tiernos y profundos como lo eres tú.

Besote

jorge dijo...

¿Duele mucho?

Si miras con desgana te lo mereces.

Mas. si es mejor mirar esos ojos que las estrellas.

ufff43 dijo...

vaya si duele !

Besico

SIL dijo...

Corré el riesgo...aunque duela.
A juzgar por el brillo que se adivina en esas pupilas, vale la pena.

Beso, Poeta.

SIL

Laura Caro dijo...

¿ Y cuando llegamos a tiempo a algo? Lo que alcanzamos hoy se nos escapó ayer.
Un abrazo.

paparruca dijo...

Mirar las estrellas. Ver las estrellas. Que cosas tan distintas, ahora que caigo.

trovador errante dijo...

Nos acompañamos, de nuevo, en el sentimiento.

Levantemos esta rubia a su salud y recordemos el ejemplo que les dió a esos personajes que dicen llamarse políticos.

Su mirar nunca se veía desganado.

Y siempre llevaba su poesía en la mochila.

Un abrazo hermano,
Kike

Amadeus dijo...

No sé de quién hablas, pero hay gente así, son faros que guían en las noches oscuras…
Un abrazo.

María Socorro Luis dijo...

No puedes con el ingenio... con ese poder de arrancar sonrisas...

Muxus.

Me uno a ese sentimiento por Labordeta, "el hombre"

Juanjo Almeda dijo...

Vaya, me has hecho ver, que a veces, duele dejar pasar la oportunidad de ver la gloria celestial delante de nuestros ojos. Gracias por tu poema y por el otro día, un saludo...

Leonel dijo...

A veces mejor correr el riesgo, aunque , como diría John Lennon: "... cuando los sentimientos finalmente se expresan te hacen llorar, es simplemente eso."

Un abrazo.
Leo

dijo...

Duele... verdad. Pero me ha encantado leerte hoy.

(Aunque las estrellas de este lado del mundo, tarden un poco más en salir...)

Gamiel Carrion dijo...

wow esta genial
me gusto

Sara Royo dijo...

En Aragón estamos un poco mas tristes y un poco mas solos. Descanse en paz el poeta.

Mayde Molina dijo...

Qué hermosura...
llegar a tiempo, hay que llegar a tiempo y mirar con muchas ganas, las estrellas del cielo y las de los ojos ;)

Besos, feliz día

anabel dijo...

Ver las estrellas en las pupilas del otro...me encanta.

Me uno a tu recuerdo de Labordeta, un hombre honesto y cabal.

Un abrazo.

Paloma Corrales dijo...

Hay riesgos excesivos (aunque no lo parezcan) y por eso el dolor es penetrante.

Tu brevedad hace crecer la intensidad.

Beso.

Ps. Labordeta nos deja apenados, pero quiero cubrir esa pena pensando en su gran legado.

Isabel María González dijo...

Me encantó José, Porvocas un cambio brusco de tono, he acabdo con una carcajada. Besos

Manolo Jiménez dijo...

Creo que Labordeta, por su obra por su legado, no quería tristeza en su adiós y sí poemas, sí sonrisas, sí ver las estrellas en dónde realmente están: en los ojos de otra persona.

Abrazos.

Jose Zúñiga dijo...

Tierno seguro, Bego, no me duelen prendas.
Sé que lo sabes, que duele.
Achuchón.

Jose Zúñiga dijo...

Lo que duele es precisamente eso: el reproche, el dolor de quien no se siente mirado, Jorge. Ya lo creo que duele. Por eso ves las estrellas. Por no mirarlas.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Y eso que tengo suerte, Uff: no me dan con el palo de la escoba!
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Procuro no correr ese riesgo, Sil: si miro, miro. Pero si no aciertas, ay...
Bss

Jose Zúñiga dijo...

En este caso siempre es tarde. Aquí no hay tiempo a destiempo que valga, Laura.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

ésa es la idea, paparruca.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Brindé en la noche, Kike. Y escuché sus canciones. Y me volví a emocionar con ese "ya ves".
Amigo, le digo. En años mozos compartí escenario con el abuelo. El año pasado lo saludé en Clamores (una de sus últimas actuaciones) y fue tan entrañable...

Saludos en la pena. Y alegrémosnos, que nada se gana.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Puedo hablar de alguien en concreto o no, Amadeus, la idea es lo que cuenta. Hay miradas que matan, pero otras te hacen ser.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Me puede, Soco, me puede lo de acabar los versos con media verónica. Qué le vamos a hacer, debe de ser mi estilo.

Un riconcito (tímido, pudoroso) para el hombre que nos cantó y contó. No quise más.

Muxus

Jose Zúñiga dijo...

Hola, Juanjo! Agradezco tu comentario, que así te ficho (ya lo he hecho).
Te lo dije y te lo repito: me gustó tu poesía. Ahora ya sé dónde tengo más.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Siempre lo corro, Leo. Y, or suerte, pocas veces veo las estrellas (en esa acepción de la expresión...)
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Las estrellas tardarán un poco más, pero también se quedarán más rato, amiga Pé.
Me hace ilusión verte por aquí. Tendré que ser más diligente, porque te leo, pero no dejo huella. Esto va a poder conmigo.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Gracas, Gamiel, me alegro de tu visita y agradezco tus palabras amables.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Creo que en muchas partes, Sara, aunque en Aragón duela más porque siempre fue maño hasta el tuétano.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Con las de los ojos me bastarían, Mayde. No siempre se consigue, claro.
Bs

mjromero (alfaro) dijo...

No se puede perder de vista dónde se ponen los pies, porque se corre el riesgo de dejarlos en el aire mientras los ojos obnubilados miran hacia otros ojos.
Breve, irónico, y ese remate final, alejado, aislado y brevisimo...duele, vaya que si duele...
Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Es que es algo encantador, Anabel.

Mi recuerdo, en un rinconcito, sin molestar, para siempre.

Bs

Jose Zúñiga dijo...

Iba de pura lírica becqueriana, Isabel, pero al final la pluma siguió escribiendo y se quedó en poema pelín mordaz. Si es que no sé escribir lindo.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

A veces hasta sobran versos, Paloma.
Y a veces, también palabras de sentimiento. Así es.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Pues yo también lo creo así, Manolo, el poema lo quise hoy liviano. Y el luto en un rinconcito.

Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Bueno, mj, tampoco se está tan mal flotando. Pies, para qué os quiero.
Remate escondido, pudor sin más.
Bs

Marisa Peña dijo...

Ay, ay....sí que duele, sí.
----
Adios, compañero Labordeta, árbol fuerte y frondoso cargado de palabras y verdades.

Un besazo

Jose Zúñiga dijo...

Y que el dolor nos dé fuerza, Marisa.
Bs