sábado, 18 de septiembre de 2010

Leen José Zúñiga y Sofía Rhei. Los Diabl...

..
Gracias al buen hacer y a la paciencia infinita de Villo Argumanez os puedo ofrecer este documento de la Noche en Blanco. Fue un buen 11-S.




temblar de estar callado

No voy a entrar. Me da
yuyu la puerta sin aldaba,
sin hiedra que retrepe
madera carcomida torpemente
ni cerradura herrumbre
ni mirillas, entero
miedo siento enteramente.

No voy a entrar
por mucho que la fila
de hormigas marque el paso,
sus dos pasos al frente y uno atrás,
sus dos hacia adelante y uno al este,
cuatro columnas dóricas
rastros de escoria, hulla
mineralmente erguida, ristras
de huellas que penetran,
me penetran, huyo
adentro, más allá del umbral,
más allá de que no,
no quiero entrar,
no quiero verlo, tiemblo
con los cabos de vela consumidos,
con tanto cabo de rompientes cavas,
con tanto cabo suelto tiemblo,
tan nimiamente tiemblo
que es un temblar de estar
mejor callado silenciosamente
todo. No quiero entrar,
se niegan mis gemelos
triplemente, rechazo el doble salto
mortal. No,
no quiero entrar, lo más seguro
es que seguramente no volveré a salir
y me quedaré adverbio para siempre
yo, tanto sustantivo,
yo, en adverbio
circunstancial opaco. Opacamente
vago en la noche, vuelvo
sobre mis pasos, no
apaño mis pendones,
arrebatadamente me reboto,
no quiero entrar, no entro.

Dentro me están velando.

José Luis Zúñiga

36 comentarios:

Sofía Serra Giráldez dijo...

MAGNÍFICO POEMA, José, MAG -NÍ-FI-CO

ufff43 dijo...

y te mueves y hablas ..... jjj vaya diferencia el poema escrito que recitado..... que bien os lo pasáis los de la capital.

San You Tube !

pelicos de punta por el poema y el segundo que recitas me ha encantado también aunque no lo hayas puesto.

Sara Royo dijo...

Me gusta mucho el poema. Pero, no sé si en esto soy muy diferente de la mayoría, prefiero leer un poema a escucharlo. Nunca he heído en voz alta un poema mío, quizás porq me siento incapaz de hacer con la voz lo mismo q con el alma...

Besicos para ti y para mi Alcalá.

ranstom dijo...

Gran poema, José, con ese final sorpresivo.
Y maravillosa Sofía en el video. Es mi debilidad.

SIL dijo...

I-M-P-A-C-T-A-N-T-E-S versos, Poeta.

Un lujo.

Beso

SIL

Anatxu dijo...

Bravo¡¡¡

Penetrante y brutal es tu poema. Y el buen ritmo le acompaña.

Un delicioso paseo por este destiempo.

mjromero (alfaro) dijo...

Me gusta ese desfile de hormigas, sus pasos: Dos alante y uno atrás, y dos alante y uno al este...
así va el hormiguero desplazándose lentamente...
Sofía también me ha gustado.
Un abrazo.

Leonel dijo...

Qué decir, José, después de estos dos poemas.
El que nos dejas escrito tiene mucha fuerza y leído por ti se vuelve indetenible, arrastras dentro a quien te escucha aunque no tu no quieras entrar y dentro te estén velando.
El segundo, no pude evitar de tomar tu libro en mis manos y leer a página 13 "Lo vivido" e hice bien, leìdo por ti cambia la perspectiva sobre todo del verso final, creo que saber leer la propia poesía es un arma que todos los que escribimos(sobre todo los que iniciamos) deberíamos saber utilizar.
Un aplauso para ti y gracias por este regalo.
Un abrazo.
Leo

Bletisa dijo...

Que bien Zú.
" me quedaré adverbio"....No entres.

lemaki dijo...

Geniales ambos: tanto tú, José Zúñiga como Sofía Rhei. Es muy importante la voz, la entonación, la inflexión... es tremendamente embelesante escuchar un buen poema, como los vuestros.

Me gustó del tuyo el coraje expresado para revelarte en contra de la mayoría, cómo explicas el avance y el retroceso para entrar en el gran templo de los dioses que nos dirigen y de que manera desertas de las imposiciones... me gustó mucho. gracias por el vídeo.

saludos.

jorge dijo...

"Lo que ha sido vivido no es ya lo que se espera vivir"

Muy bien los dos poemas y las tablas.

Muy bien Sofia.

...y el detalle de las gafas. A eso se le llama estar a la ultima.

Eres original hasta para pasar el cumple.

Caminante dijo...

Ya me pareció a mí, cuando leí los comentarios de Leonardo Torres -Tajalápiz- que tu nombre me sonaba de otro sitio... Zúñiga, José Zúñiga. Vuelvo a entrar y veo el enlace que te tiene puesto, lo pincho y zas, apareces, reconocible total.
¿Quien soy? La persona que estuvo sentada al otro lado de tu compañera "cantora", en el Encuentro de ayer en Alcalá de H., la que "probó el sonido con Kike, Paquita en concreto.

Pues eso... que quería saludarte.
Un abrazo: PAQUITA

¡AH! APROVECHO ¡FELICIDADES!

Jose Zúñiga dijo...

Mealegra que aí te lo parezca, Sofía.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Pues en la capital hay tantos eventos, Ufff, que a veces ni te diviertes ni na.
Me la jugué con este poema, es más de leerlo que de oírlo. Y no es sencillo dar con eltono. Pero tampoco es cuestión de buscar el aplauso fácil.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Opino parecido a ti, Sara: a veces me pierdo al escuchar. Y lereme..., he empezado hace poco, la verdad es que es algo raro. Pero, sea como ea, la lectura a viva voz me cuesta y también me emociona. Otra forma de sentir la poesía.
Bss.

Jose Zúñiga dijo...

Compartimos debilidades, Ranstom

Jose Zúñiga dijo...

A mí me impactan Sil, también me da yuyu al releerlos.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Gracias, Anatxu. Por el paseo, por la palabra...

Jose Zúñiga dijo...

El hormiguero sin hormigas donde yacemos, mj. Ahí está el fin.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

No entro, Ble. Lleno de adverbios está el poema (sutil detalle, jeje), pero yo no.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Como acabo de dejar escrito, Leo, me cuesta leer mis poemas. A veces ganan y otras pierden, pero nunca es igual.
Estos no son encillos, al menos el primero. El "lo vivido" ya es otro cantar. me alivié un poco.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Las gracias a Villo, Lemaki, que lo grabó y editó.
Y es cierto, la entonación, el gesto, puede cambiar un poema. Se sufre leyendo.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Ay, las tablas, Jorge! Se pasa mal aunque las tengas (puedo decir que al menos las tuve). Celebrar así el cumple me pareció lo suyo. Para eso estamos en lo que estamos.
Mis gafas, gafa pasta... Es Sofía la tridimensional.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Mira por dónde, Paquita. Codo con codo y nos enteramos a través de Leonardo (magnífico poeta, por cierto).
Bss

José Antonio Fernández dijo...

Muy buen poema y el recitado también. Yo he hecho mis pinitos recitando pero me oigo horrible.
Un abrazo.

Terly dijo...

Bravo por el poema y por su lectura y, por qué no, por esa iniciativa de "La noche en Blanco"
Me encantó conocerte, ponerle sonido a tus palabras y música a tus canciones. A pesar de tu "galipandia" me sorprendiste con tu voz.
Un anbrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Todo es cuestión de lanzarse, José Antonio.
Un abrazo

Jose Zúñiga dijo...

La galipandia no me impidió disfrutar de tan buena compañía, amigo Terly. Gracias por tus palabras.
Abrazo

Anna Rossell dijo...

Joder, José, ¡menudo final! Fuerte y sorprendente, después de esa magnífica cascada de palabras en sugerentes y sugestivas combinaciones. Un golpe de efecto nuclear, esencial, ese final.

Jose Zúñiga dijo...

Gracias, Ana, y bienvenida a este sitio donde a veces me explayo.
Bss

Paloma Corrales dijo...

Me gusta tu determinación y gustas adverbio también.

Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Pues yo prefiero ser sustancia, Paloma. Aunque peque de advervio.
Bss

Leonardo dijo...

Es muy particular oírte, aquí desde tan lejos, escuchar esos caudales de imágenes que siembras en ésta tu bitácora tan regularmente, escucharlos en tu voz. Y, de repente, sentirte de veras tanto sustantivo.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Y qué distinto el acto de leer que el de escribir, Leonardo. A veces es bueno dar lacara, pero no es lo mío, sufro aún más.
Abrazo

Leonardo dijo...

Ay, me lo imagino! pero creo que hay algo que ocurre en las lecturas, efîmero, sin duda, pero eso forma parte de la magia de la palabra.
Y asî te querrân mâs.
Saludos

Jose Zúñiga dijo...

Leer en público un poema es un acto poético en sí mismo, Leonardo, a mí me cuesta mucho.
Abrazo