lunes, 27 de septiembre de 2010

(lo que queda). Enrique Gracia Trinidad

.

El mundo está repleto de insectos ahorradores,
hormigas laboriosas,
arañas tejedoras,
listos escarabajos que atesoran
estiércol y otras santas inmundicias,
y orugas que se guardan, por guardar, a sí mismas.

Así que tú, cigarra,
cómplice del verano, prima hermana del grillo,
no pares de cantar, rompe la tarde,
pon música a la siesta.
No hagas caso a la hormiga,
que reviente de grano su despensa.

Cigarra amiga, cantaré contigo
que la vida no es más que lo que aquí cantemos.


Contrafábula

(Este poema, perteneciente al libro Siempre Tiempo, fue entregado en mano por el autor a los asistentes al  III encuentro de Poesía en Red).



28 comentarios:

SIL dijo...

Deliciosa y original contrafábula.
Es una bendita arenga!

Si lo que quieres es vivir cien años,
no pruebes los licores del placer...//J.S/


Beso x 2.

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

ufff lo de cantar mejor te lo dejamos a ti ;) que como yo me arranque las hormigas se meten el trigo por las antenas

(me encanta esa fábula del revés iré a leerle a su blog )

Leonel dijo...

Gracias José, No hay nada como vivir el dìa y cantar para alejar las penas. Me gusta esta contrafábula. Tomo nota e iré a visitar su blog.
Un abrazo.
Leo

María García Zambrano dijo...

Gracias por compartir estos versos de este gran poeta, maestro y guía.
A Enrique hay que leerlo, escucharlo cuando se pueda, seguir consejos y verdades, y estar cerca si es posible, porque es uno de los grandes poetas vivos de nuestra lengua.
M

Jesús Arroyo dijo...

Lo que canta el amigo Enrique. Con que Gracia.

Marisa Peña dijo...

El poema de Enrique, como siempre, genial y la foto...¿qué decir?Tenéis la mala suerte de estar entre Paloma que está radiante, pero sois dos soles, que yo lo sé...

Bel M. dijo...

Me ha encantado esa réplica. A mí, desde pequeñita, ya me caía mal la fábula dichosa.
Mil gracias con un besazo.

MarianGardi dijo...

Fue recital muy excitante el tuyo, me gusto mucho.
Besos

Voltios dijo...

grande el poema maestro zuñiga

Paloma Corrales dijo...

El poema es ingenioso y ocurrente, como el mismo Enrique. Pero he de matizar, deberías sustituir el artículo determinado "los" por el adejetivo "algunos" asistentes.

Me cachis en tó, qué mala suerte... (¿o yo no estuve?) ;-P

Un besazo.

Begoña Leonardo dijo...

Me encanta el poema, original el contenido, ritmoso el continente. Gracias,
oye!!!pero que guapos en la foto.

paparruca dijo...

Pues yo os veo muy sonrientes a los tres. La fábula al revés no es para menos.

mjromero (alfaro) dijo...

Menos mal que he podido entrar, debe de ser mi ordenador, me salia un cartelito que me decía que eras una web atacante y tuve que abrir el expliorer... qué raro.

víctor (el gato estepario) dijo...

Voces de maestros. Justo, la vida es para vivirla y cantarla en voz alta, y no para acumularla.

Quién hubuiese podido estar allí.
Abrazos.

Jose Zúñiga dijo...

Este hombre es sabio, Sil. Como Sabines.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Todo es ponerse, Luisa.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Después de la ultima noche, está claro que lo mejor es cantar hasta dejarse el alma, Leo.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Así es, María.
Y así sea.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Y hasta con trino, Jesús.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Marisa: por lo menos damos buena imagen, jeje.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

¿A que sí, Isabel? A mí también.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Si así te lo pareció, Marian, yo encantado. Todo estuvo a la altura.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Grande, sí, pero no mío, volti. De Enrique Gracia.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Eso te pasa por llegar tarde y perderte. Claro que menos mal, que si no cenamos solos…
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Es bueno el Trinidad, ya te digo, Bego.
Y estábamos contentos.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Todo fueron sonrisas, paparruca. Y alguna lágrima, pero de alegría.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Ya sabes, mj: anomalía solventada.

Jose Zúñiga dijo...

Tendrás que animarte la próxima, Víctor. Quoi faire.
Abrazo