jueves, 29 de octubre de 2009

sobre los sueños

.

Artemidoro de Daldis visitó recónditos lugares
recopilando sueños. Llegó a reunir
más de 3.000

.

9 comentarios:

AnaSáenz dijo...

los sueños son para soñar y la realidad para despertar

un beso

amor y libertad dijo...

¿conoces un libro de borges que es como una antología de sueños de toda la literatura? un abrazo

Bletisa dijo...

Los sueños no son recopilables. Nada intangible se puede recopilar pero me has dado una ídea y el día menos pensado publico mi propio pufo, un mamotreto con los míos. Material no me falta.

Abrazos respetuosos maestro Zú.

Jose Zúñiga dijo...

Según Artemidoro, la clave para entender el funcionamiento y significado de los sueños es el simbolismo, Ana, anticipándose con ello y, en cierto modo, a las teorías psicoanalíticas más contemporáneas.

Será a finales del siglo XIX cuando Sigmund Freud, a partir de la elaboración de su obra homónima, retome el estudio de los sueños haciéndose eco de antiguas teorías. De este modo citará a Aristóteles (Sobre la filosofía, Tratados breves de historia natural: Sobre el Sueño, Sobre los Sueños y Sobre la Adivinación en el Sueño), Cicerón (Sobre la adivinación) y al propio Artemidoro, siguiendo así sus huellas y sentando las bases para la eclosión del Psicoanálisis dieciocho siglos después.

Es un asunto serio. Bss soñados

Jose Zúñiga dijo...

Conozco esos escritos pero tampoco soy Funes el memorioso, Santiago. De Borges me quedo con El Aleph; y con su concepción de la literatura como la infinita lectura de unos textos que surgen de otros y remite a un texto original, perdido, inexistente o tachado.

Esta entrada, que no es casual, está más bien inspirada en la obra "Oneirokritiká" o "La Interpretación de los sueños"(Editorial Gredos, 1989) de Artemidoro, un oniromante griego, intérprete profesional de los sueños con fines científicos y didácticos, viajero incansable a la busca de interpretaciones y libros de sueños. Llegaría a reunir más de 3.000 sueños de quienes le consultaban, interesándose no solo en el contenido onírico sino también en la psicología humana.

Tampoco he desdeñado las enseñanzas de "Los Discursos Sagrados", de Elio Aristides; el "Comentario al Sueño de Escipión de Cicerón", de Macrobio; y el "De Insomnis", de Sinesio de Cirene, todas ellas obras representantes del arte de la oniromancia que la historia de la filosofía nos deparará con el transcurrir del tiempo.

Verás que ayer trabajé con la wiki. Total, para una frase.

Jose Zúñiga dijo...

Pues a mí los sueños, si consigo recordarlos, me dan mucho juego, Ble. Espero que a ti también cuando a ello te pongas. Y no te cuento al bueno de Artemidoro o al más moderno Freud.

Besos irrespetuosos.

María Socorro Luis dijo...

UN asunto muy serio y apasionante el de los sueños.
Para Borges y Cortazar es un tema bastante recurrente en su literatura.

No hace mucho he leído que se están haciendo descubrimientos asombrosos sobre ellos.
Se sabe tan poco, tan poquísimo del funcionamiento del cerebro...

Muy felices "sueños" a todos y a todas. Soco

AnaSáenz dijo...

tendremos que hacer un estudio a fondo sobre los sueños, visto lo visto

otro beso soñado o con sueño

Jose Zúñiga dijo...

Cada vez me engancha más el tema, Soco, y creo que puede haber ahí materia poética.
Bs,