sábado, 10 de octubre de 2009

obvios vs elípticos




Los poetas elípticos obviamente la tienen elíptica. Los obvios, por contra, la tienen sumamente obvia.

La tenemos buena.

Los poetas elípticos disparan con balas de plata sin romper las redes. Los obvios, con dardos disparan directos al cuerpo a ver cuántos meten.

La tenemos gorda.

Los poetas elípticos en vez de jugadas trenzan los bolillos, no como los obvios, que cargan con todas las cargas contra el delantero.

La tenemos floja.

Entre obvios y elípticos ya la hemos montado en el campo de Marte forjando la lucha sin tregua, la lid sin cuartel, la incruenta batalla.

La tenemos flácida.

Entre otros y unos me voy por las ramas, por las periferias, por la Vía Elípica.

Me duelen la muelas.

Me duelen las tripas, también las narices y las cicatrices, como las lombrices, como las actrices y las meretrices y las submatrices, también las perdices y los qué-me-dices y los vice-vices y los pontifices y los artifices y los papanatas y los indios y los indicios y las matronas y los patrones y los patricios y

hasta los gatos y los tímpanos.

Buena la hemos hecho.

10 comentarios:

Angel dijo...

obvios, obvios obvios, aupa

Gata dijo...

A mi me duele la espalda...pero todo eso que dices tb ;)
¿tu no estbas en italia?
;)

AnaSáenz dijo...

para las muelas toma un analgésico y al dentista ;)

beso

AuROraZa dijo...

Qué bueno Zuñi!!

Una obra de arte...La tienes buena.

salvadorpliego dijo...

Es buena tu imaginación al escribir. Un gusto leerte. Saludos.

Jose Zúñiga dijo...

Gracias, Salvador, un placer tenerte por aquí.

Jose Zúñiga dijo...

Ganaros, veo, voltios.

Jose Zúñiga dijo...

Lo estoy, Gata.

Jose Zúñiga dijo...

Lo de las muelas es lo de menos, Ana.

Jose Zúñiga dijo...

Ciao, Aurora.