miércoles, 10 de febrero de 2010

silencio

.
A estas horas de la noche
todo es silencio.
Empezó el carnaval.
Unos se fueron,
otros llegaron
y otros nunca estuvieron.
Lo único cierto
es que yo juego limpio
y no sé disfrazarme.

Ahora me callo.
Mañana
será otro día
y no habrá viento.

---

Y ya es mañana
El viento se ha parado

y todo en calma
aguarda
un paseo solitario,
callejeo
en callejero transformado.
(Gracias, Rafael)

11 comentarios:

Rafael dijo...

¡Feliz mañana!
El viento se ha parado
y todo en calma
aguarda
un paseo solitario,
callejeo
en callejero transformado.

A mi tampoco me gusta el Carnaval. Un abrazo, amigo.

trovador errante dijo...

Juego limpio. Incluso limpio sin juego.

Un abrazo Jose,
Kike

emilio dijo...

Espero que te fuera genial ayer.
Ya de mañana, supongo que descansando del ajetreo de la semana.

Un abrazo.

María Socorro Luis dijo...

Soy también anti.

Un cuarto abrazo.

Voltios dijo...

que bueno maestro, muy bonito, llega, incluso escuchando musica de sade para acompañar tu poema...

eso de que muchos no estuvieron me gusta.

Jose Zúñiga dijo...

Pues ya ves, Rafael, que me has completado el poemilla.

Jose Zúñiga dijo...

Siempre, Kike.

Jose Zúñiga dijo...

Pues me superaron un poco los acontecimientos, Emilio, pero para bien. Y hoy, ay, seguimos. Mañana descanso.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

No te van los disfraces, Soco. Lo sé.

Jose Zúñiga dijo...

Es lo que hay, Volti.

Rafael dijo...

Honor me haces subiendo al texto la nota.
Un abrazo, amigo.