jueves, 4 de febrero de 2010

nieve con Leilah al fondo

.
El encuentro no se va a producir.
Tampoco formarán muñecos con la nieve
ni se tirarán bolas uno al otro.
Bastante tienen
con mantenerse en pie, tan elegantes,
tan con guantes y abrigos,
bastante tienen con andar
tan hechos un pincel,
sin acuarela ni color alguno,
un marco trasnochado definitivamente
rumbo al más peregrino de los rumbos.

Míralos, Leilah, mira cómo se esfuman
mientras pasamos frío.

10 comentarios:

amor y libertad dijo...

os miran con envidia porque tienen calor

Jose Zúñiga dijo...

Bonito comentario, voto a tal!

emilio dijo...

Una elegancia trasnochada no acorde con el entorno, tal vez un encuentro no deseado.

Saludos.

ZenyZero dijo...

En el hábito del frío se licua el aburrimiento. Y la quimera del calor es sólo una mirada con bufanda.

Me ha encantado!!
Un abrazo
Chuff!!

María Socorro Luis dijo...

Sin color y sin calor Sólo paisaje de invierno.
Pero tú tienes el fondo...

Jose Zúñiga dijo...

No, Emilio, el encuentro es desado, pero pasan de largo.

Jose Zúñiga dijo...

El aburrimiento sólido es una quimera, Zen.

Jose Zúñiga dijo...

Un fondo de texturas ávidas de piel, Soco.

Manolo Jiménez dijo...

Prefiero los colores del alma a los pinceles en el vestir sin anda más que aportar.

Abrazos.

Jose Zúñiga dijo...

Eso es, Manolo.
Abrazo.