jueves, 24 de febrero de 2011

tuya es la luz

.
¡Qué insensatez acumular recuerdos
cuando es viva la luz!
Ante tu pecho erguido no hay ocaso,
amanece sin pausa un nuevo día,
presencia inacabable,
inagotable fuente de horas vivas,
regazo sugerido de futuros descansos.
Tuya es la luz, no hay nadie
que pueda arrebatarme la antigua claridad,
ningún recuerdo, ninguna hermosa historia
frente al irrefutable resplandor que hoy emanas,
precisamente hoy, hoy sobre todo,
mansa luz que se filtra
por cada poro de tu cuerpo adulto,
poderoso, a golpes de oleaje
cincelado. No cabe recordar,
sólo morir amando sorbo a sorbo.



17 comentarios:

Leonel dijo...

Creo que si, Jose, es insensato acumular recuerdos, mejor morir amando, hoy suscribo uno a uno tus versos.
Un abrazo fuerte.
Leo

Rosa dijo...

No es tan insensato Jose; a veces los recuerdos nos hacen actualizar el presente, que en algunos momentos no viene mal.

De todas formas, lo más importante es que me encanta el poema... Es curioso porque tiene algo que ver con el que he colgado yo.

Un abrazo amigo

Charcos dijo...

últimamente es tan ... leerte que no sé cómo decirlo, quizás hoy sólo me sale un gracias con letras de neón por llenar tanto ...

los recuerdos esos que nos maniatan las luces del presente...

Un montón de besicos y abrazo gordo

Amando Carabias María dijo...

Desde luego, como creo que dijo Aleixandre, "no cambiaría un poema por una noche de amor".
Así que el poema lo escribimos por la mañana, para que el recuerdo también nos ilumine.

OZNA-OZNA dijo...

esta asturiana te da las gracias por deleitarnos con tan magna belleza, un besin muy muy grande.

Isolda dijo...

Ayer era puros recuerdos, hoy es la viva luz ante el final. ¿Será esto el tiempo a destiempo?
Sea lo que fuere, -los recuerdos existen- es una maravilla de poema.
Besos de todo tiempo.

Cita dijo...

Qué tendrá esto del amor que siendo una de las cosas mas bonitas casi siempre se describen con pena? hace que nada de lo referente a el sea previsible...

Besos

Cita

trovador errante dijo...

Qué lúcido te leo Jose, que real, sorbo a sorbo mezclando vida y muerte. Ya sabes que me alegro.

Un abrazote maestro,
Kike

Emilio dijo...

Con ese espléndido final, nada de recordar, solo vivirlo.

Un abrazo.

luis dijo...

Las cosas son como son. El recuerdo es inevitable y además casi siempre desafortunado, pero está ahí con los adornos que le ponemos (inevitablemente) listo para hacernos diferentes.
Un bello poema amigo

SIL dijo...

Qué espoleada de energía, Poeta !!

Beso inmenso

SIL

María Socorro Luis dijo...

A veces, los recuerdos; pero siempre disfrutar el presente, cuando te llena el alma y los sentidos.

Siempre bellos, tus poemas.

Ta muxus.

Paloma Corrales dijo...

Encontrar quien emane esa luz para que ni siquiera la nuble un recuerdo, sentirla, no sólo es un privilegio: es poesía.


Besos dobles.

M. dijo...

Amar=boquear agónico de pez cautivo
¿?

virgi dijo...

Tan hermoso, tanto, Zuñi.
Es un lujo y un placer leerte.
Besos (no mejor, bemuaksos)

jorge dijo...

Teniendo la luz hoy, ¿para qué intentar recordar los fogonazos del pasado?
¿Para qué recordar lo que se puede revivir hoy?

¡¡Que bellos esos cuerpos cincelados a golpe de oleaje!!

Elvira Daudet dijo...

Querido José Luis:

Tuya es la luz es posiblemente uno de tus más bellos poemas, con versos de una perfección exquisita:
"¡Qué insensatez acumular recuerdos/cuando es viva la luz". Vaya forma de comenzar un poema cegando de belleza y claridad al lector, y puntualiza ante la exuberante presencia de la amada: "amanece sin pausa un nuevo día". Para concluir el poema retorciéndole las anginas al ya fervoroso discípulo. Enhorabuena.

Besos
Elvira