miércoles, 28 de enero de 2009

saber estar

No sé cuál es mi sitio,
siempre me encuentro fuera de lugar.
Y no es eso lo malo:
el problema es estar y que te miren
sin tan siquiera verte. Uno se mete
en rincones perdidos, inhóspitos a veces,
por llamar la atención, a qué engañarse.
Y no hay manera.

Habrá que diseñar otra estrategia.

3 comentarios:

María Socorro Luis dijo...

Me he recreado en tus poemas. Un gusto leerte. ¿ un poema cada día?
Tengo la impresión de que para ti, escribir poesía, es como respirar...

Un cariñoso saludo

Jose Luis Zúñiga dijo...

Es vivir, como hacer música, también. Procuro mantener una disciplina porque para gente alocada como yo, ya se sabe, es la forma de seguir adelante. Sí, uno cada día, sin corregir, tal cual, bueno o malo, da lo mismo, de ahí saldrá con suerte mi próximo poemario, que, por una vez, lo estoy haciendo en público sin ningún pudor.
Gracias por tus palabras, Soco.

Cordelia dijo...

genial esta saber estar

...pero

¿y qué hacemos los que nunca tuvimos paciencia para el ajedrez?