jueves, 30 de julio de 2009

sentencia inapelable

RESULTANDO


Que el verano es muy largo.
Que no hay necesidad
ninguna de acortarlo,
pero tampoco de extenderlo.
Que el ahora imputado
ha pensado que sí
y ha pensado que no,
como si fuera dueño
de sus actos.
Que ha quedado probado
de forma irrefutable
que el reo fue feliz
durante algunas horas.
Que no sirve de excusa
en el estricto marco
del sumario que ahora
nos ocupa
que las citadas horas
fueran pocas y nunca
llegaran hasta el alba.


CONSIDERANDO

Que a este Alto Tribunal
se la traen floja
las barcas y las barbacoas.
Que la jurisprudencia
ha dejado sentado y bien sentado
que las horas perdidas
tienen su precio justo.
Que ese precio no puede
pagarse con las horas
ganadas, ni con nada.
Que de todo lo expuesto
se deduce
una clara intención de conculcar
el sentido común.
Que esta intención encaja
en el tipo previsto
en todos los artículos
que haga falta citar,
cuyo relato debe
ahorrarse, no perdamos
más tiempo todavía.

VISTOS

Los precedentes
que obran en el sumario,
las tablas de la ley,
los mamotretos
de aplicación al caso
y demás zarandajas.


RESOLVEMOS

declararte culpable.

Sin costas.

12 comentarios:

Mayte Sánchez Sempere dijo...

Sin costas... eso es lo peor, je je je.

Besos pre-playa.

Anónimo dijo...

Je, je, je.

Anónimo dijo...

Los poetas paquetes de la envidieja calandreja levantan tribunales y hacen chistes que sólo entienden ellos mismos con el nosotros al que acuden por miedo, para reafirmarse los muy tontos.

Se nota en tu fotografía de perfil que eres la alegría de la pista, Zuñigable.

Jose Zúñiga dijo...

Lo peor. Así que disfruta con tus costas, Mayte.
Bss

Rafael dijo...

¡Que bueno! Falta la pena, sin embargo.
Un abrazo.

Giovanni-Collazos dijo...

Bueno e ingenioso, José.

Un abrazo.

Gio.

Jose Zúñiga dijo...

Pues yo veo algo de pena, Rafael. Aunque confesaré que con la caló me da por escribir liviano.

Un abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Gracias, Gio.
Ya de vuelta, a ver si nos encontramos.

trovador errante dijo...

Yo también lo confieso: he vivido. Mira mis arrugas y al fondo de los ojos, verás la pena.

Y he perdido mucho tiempo: mea culpa...y mea meritus.

Que la vida me imponga la pena, que yo haré lo posible por imputarle alegrías.

Un abrazo

marcos dijo...

Pues mira, yo quiero ser Zunigable...

Jose Zúñiga dijo...

Trovador: mea... lo que quieras. Sobre todo alegría.

Jose Zúñiga dijo...

Gracias, Marcos, no te lo aconsejo...