jueves, 10 de septiembre de 2009

siempre tienes dos años menos

Pasada ya la cumbre de la vida,
justo del otro lado, yo contemplo
un paisaje no exento de belleza
en los días de sol, pero en invierno inhóspito.
Jaime Gil de Biedma
.
.
…Y la vida sigue que sigue. Así llegas a los cincuenta:
siempre tienes dos años menos, dos vidas menos, dos amantes
que te han dejado por la cana, varios cuentos en el tintero,
papeles viejos que se pierden en los cajones de la noche
estrellada contra ese cuerpo que ya no cuenta cicatrices
sino piedras en los riñones. Y golpes, muchos, cuatrocientos,
que te rondan por la cabeza. Se hacen hondos los años, tanto
como lo son las campanadas. No despliega velas el viento.

Pero, queda, la vida es bella.


"lo que queda: " http://jlzuni.blogspot.com/

18 comentarios:

ana dijo...

incluso antes de llegar a los cincuenta nos podemos quitar un par de añitos, nadie lo nota.
un beso

Mar Mediterráneo dijo...

Me ha gustado ese cambio en los versos de Gil de Biedma; el cuarteto que queda y que no has utilizado es inquietante. Esto está mucho mejor!

Avistando los cincuenta -más que dos años me quitaría dos quilos- el equilibrio entre la serenidad de los años hondos y la alegría de los días locos (un día loco, aún se soporta. Recuerda como acabamos la noche de Clamores el grupo de cincuentones...y más)

Espero, con ansia, leer el poema de mañana.
Y tienes razón, la vida es bella, ¡qué carajo!; a pesar de todo,-hoy acabo mis vacaciones- la vida es bella!

Petò

AuROraZa dijo...

Adoro este poema.

Mientas a una de mis pelis preferidas:

La vida es bella, y los sueños, sueños son.

Gracias Zuñi :)

Bibiana Poveda dijo...

me he quedado un rato largo por aquí, sumergida en este texto, escuchando campanadas, restando, sumando.
y que no sé si la vida es bella, pero leerte me ha traído ese destello de belleza que yo necesito para ir siguiéndola.
abrazo.

Pep dijo...

Este me ha gustado, pero yo no sé, Truffaut no es de tus favoritos, no?

Javier Belinchón dijo...

A pesar de todo, siempre la vida.

(También me gusta Gil de Biedma).


Abrazos.

Anónimo dijo...

Ers un gilipollas, un imbecil, golpes te iba a dar yo ti hasta ostiarte bien ostiado.

Oigres Led Séver dijo...

El anónimo creo que era Troffaut, está chocho, ya nadie le pone dos años menos; pobre.

Rosa Cáceres dijo...

Ayer se fue, mañana no ha llegado, hoy se está yendo sin parar un punto,
soy un fue y un será y un es cansado...
Esto dijo Quevedo.
Carpe diem, dijo el clásico, vive el momento. No tenemos más.

Jose Zúñiga dijo...

Y hasta tres, Ana. Más no, que canta...
Bs.

Jose Zúñiga dijo...

Lince mar i tot, pensé exactamente eso y cambié la cita.
Recuerdo, recuerdo... y las que nos quedan. Así irá mañana, que ya es hoy (siempre otro hoy). La vida, ya sabes, viene y va. Ahora me está viniendo, y eso es bueno. Que dure.

Petons.

Jose Zúñiga dijo...

La vida es bella, los cuatrocientos golpes, campanadas (a medianoche): son películas de mi vida, Aurora. Las quise poner.

Gracias a ti, y besos soñados.

Jose Zúñiga dijo...

Bibi, no sabes cuánto me gusta que te quedes un rato. Y que me digas esas cosas, tú, la reina delas palabras.

Besazo.

Jose Zúñiga dijo...

Joder Pepe, se ve que ahora me lees todos los días. Qué bueno...

Jose Zúñiga dijo...

Siempre, Javi. A pesar de los pesares, que los hay. A cualquier edad, en cualquier momento, vivir, olvidar lo repugnante de la vida, empeñarse en cambiar lo poco que podamos.

Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Si eres el revés de Segio no eres Sergio, eso está claro. Amiga, paso de los anónimos. Gracias por tus comentarios, ya seguiremos.
Bs.

Jose Zúñiga dijo...

Hola, Rosa!
Inconmesurable Quevedo, siempre vigente en lírica, en sarcástica, en todo. Es curioso, mi última publicación se titula "era otro hoy" y quiere decir eso: siempre es hoy. Mi lema, claro, al que me encomiendo cada despertar es "Carpe diem"

Carpe diem pues, amiga.

Maria Sanguesa dijo...

Siempre la vida, aventura de alto riesgo, que nos encumbra o nos hunde, que nos deja cicatrices, sueños y sabiduría. Y que, a pesar de los pesares, es hermosa y nos tiene enamorados. Un beso.