sábado, 5 de septiembre de 2009

la reboda

.
La ceremonia estaba
de lo más concurrida, y fue solemne;
hubo gasas y tules y corbatas,
canapés y delicias para todos los gustos,
cánticos exultantes hasta la madrugada.

Se ha casado mi hijo y me han mandado
toneladas de fotos muy lucidas.

Yo estaba en un entierro.


lo que queda: http://jlzuni.blogspot.com/

24 comentarios:

Giovanni-Collazos dijo...

Poema agrídulce.

Con un hilito de tristeza.

Es lo que percibo.

Tal vez no y solo estoy confuso.

Abrazos.

Gio.

Allek dijo...

saludos..
te invito a pasar a mi caja..
un abrazo!

ana dijo...

quedando contrapuestos los estados de ánimos

beso

Maria Sanguesa dijo...

Ilusión y tristeza, boato y pena...así vivimos, así es la vida. Un beso.

amor que soy dijo...

el de la libertad de tu hijo, acaso

Bibiana Poveda dijo...

debo decir que me he reído, José... es que, bueno, cada uno lee lo que puede. para mí ha sido: la boda y el funeral... se entierran tantas cosas.
abrazo, como siempre, señor!

Javier Belinchón dijo...

Gran verso final. Entre lo irónico y lo triste.

Un abrazo.

AuROraZa dijo...

Muy bueno el juego entre un entierro y tu entierro interior por la boda, que significa la nueva vida de tu hijo, al que tienes que dejar marchar.

Quizás con esa marcha una parte de tí muere, porque ha acabado su cometido, y descansa en paz, una melancólica paz.

También el juego de las celebraciones Boda/Entierro.
Muy ingenioso.

Me ha gustado mucho Javier.
Saludos.
Aurora

Pep dijo...

Carajo, tío, tampoco es para ponerse así. Yo me lo pasé muy bien. Ahora ya no sé si mandarte las fotos.

Jose Zúñiga dijo...

Agridulce sí, pero creo que no triste, Gio: aprovecho un momento, una situación, la extrapolo y suelto la rabia contra la hipocresía de los actos en sociedad, y no te digo la lata de las fotos, que en mala hora salieron las digitales. O sea, un poco rabioso.

Un abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Ya he pasado por caja, caballero. Eso sí, deprisa. Volveré.

Saludos.

Jose Zúñiga dijo...

Tú lo has dicho, María: todo se junta, es una cosa y su contraria, y todo es cierto.

Bs.

Jose Zúñiga dijo...

Yo me lo pasé bien, Ana. Sobre todo después de librarme del chaqué.
Bss.

Jose Zúñiga dijo...

Qué va, Santiago, mi hijo encantado. Es mi libertad la que se entierra en estas ocasiones.

Jose Zúñiga dijo...

Justamente Bibi, se parecen siendo tan distintas. Y yo también me he reído (un poco) mientras lo escribía.
Beso.

Jose Zúñiga dijo...

Más irónico que triste, Javier. Alegre, en realidad, pero rabioso, como le digo a Gio.

Salud.

Jose Zúñiga dijo...

Ay, Aurora, mi hijo tiene vive su vida, y eso me reconforta, me alegra y me chupipanda. La pena es tener que ceremoniar para eso. Qué fastidio.

Bs.

Jose Zúñiga dijo...

Pepe, ya lo hablamos: no me mandes las fotos, porfa.

Bletisa dijo...

Pobrecillo tu niño tan joven....
jajjjjaa, Zú me hacer reír y si, casarse es medio morirse aunque algunos digan que de gusto.
No sé, no sé, mejor me callo.

Oye manda una foto de chaqué coño, me muero por verte.
Juassss.

Anónimo dijo...

pUES YO TE VI EN LA BODA Y NO PARECÍAS ESTAR DE ENTIERRO.

cARLOS P.

Jose Zúñiga dijo...

No creas, Ble, que el nene está encantado. Y antes de dejarme ver de pingüino subo una foto con panamá, ya te digo.

Bss, resalá.

Jose Zúñiga dijo...

Yo también te vi, Carlos, aunque no doble.
Abrazo.

Oigres Led Séver dijo...

Me ha encantado pasarme por tu blog, cuando tenga otro ratito seguiré, saludos de gran tamaño.

Jose Zúñiga dijo...

Gracias, nombre extraño, es un placer y un honor.
Bs.