martes, 29 de septiembre de 2009

colores

Soy blanco
soy negro
soy rojo y azul,
y soy además
de colorines.
Me salto los semáforos
cuando se hace de noche
y los pasos de cebra
cuando ya ha amanecido.
Pero respeto todas las señales
siempre que se hacen humo.
Algunos dicen que voy ciego,
otros
que ya está bien de hacer el indio.
Yo callo y a lo mío.





"Lo que queda"http://jlzuni.blogspot.com/

16 comentarios:

Gata dijo...

andaaa ciclotímico como yo!! ;-P jajjaa Me ha encantado Zuñiga q bien que haces el indio tio ;)
un besito cielo en la punta de la nariz

escalera de caracol dijo...

siempre que se respeten las señales cada uno puede ir a lo suyo

un beso

Bletisa dijo...

jejeje, si es que me encantas porque te parece a mí.
A ver si encuentro un poema de hace tiempo que dice casi lo mismo.
Un beso Zú y genial de verdad.

María Socorro Luis dijo...

(...luego te encantas, Bletisa. Y escribes genial... Me alegro y te felicito )

Jose, eres un mago de las palabras, no sólo por este poema, sino por otros muchos más.

Abrazos. Soco

Jose Zúñiga dijo...

¿A que sí, Gata? Pero ojo, que no soy un conductor suicida ni nada semejante, jeje
Bss.

Jose Zúñiga dijo...

Algunas señales no deben respetarse, Ana: hay demasiada prohibición. Ya te digo, con las de humo es distinto.

Beso.

Jose Zúñiga dijo...

Yes! Ble, me encanta que te encantes, como dice Soco. A ver si encuentras el poema y nos divertimos poniéndolos en paralelo.

Bso encantado.

Jose Zúñiga dijo...

Hola, Soco! Pues sí, muchas veces sufro escribiendo, pero otras me lo paso pipa así: jugando con las palabras y sus significados ocultos.

Gracias por tus palabras. Un beso.

Angel dijo...

cuidadín con los discos y me reitero zuñi, juegas con las palabras, y las estiras, las reinventas, te sientes crío, me gusta maestro.

abrazos, voltios.

Begoña Leonardo dijo...

A mi me encanta hacer el indio y si dicen que digan y a pasarlo pipa, que escribiendo bajamos a los infiernos si es que están abajo y subimos a los cielos si es que están arriba. Muy bueno maestro.

Besos.

Jose Zúñiga dijo...

Juguetón, sí. Menos mal que no conduzco,Angel, que si no...

Jose Zúñiga dijo...

Si es que esto de hacer versos es como un tobogán, Bego. Así vamos.
Beso

Bibiana Poveda dijo...

me encantó, José. tiene esa frescura. me estoy preguntando si lo de "hacer el indio" es un dicho popular o lo escribiste vos. en todo caso, sabemos muy bien de la sabiduría del indio... y de las señales de humo.
besos desde mi nubecita!

Maria Sanguesa dijo...

Tu poema me hace pansar en un caleidoscopio en el que los colores brillan como tus palabras. Besos.

Jose Zúñiga dijo...

EL ORIGEN DE LAS PALABRAS

Hacer el indio

El apego a ciertos modismos de linaje virreinal se aprecia en los clásicos. En Vida y hechos de Estebanillo González (1646), el protagonista usa esta fórmula: «Me engañaron como un indio caribe». Por coincidencia, y puestos a glosar el dicho que hoy nos ocupa, todos los autores consultados emplean este ejemplo tan rotundo y gracioso. Como veremos luego, la gracia es superficial, pues en el fondo de la expresión rebosa un despreciable racismo. Ocurre, no obstante, que el uso continuado despoja de culpa a ciertas inercias del lenguaje coloquial. Y nadie duda que los hablantes modernos hacen el indio sin necesidad de pensar en los primeros pobladores de América.

ése es el sentido, Bibiana. Y con él juego. Qué ilusión verte por aquí.

Bs.

Jose Zúñiga dijo...

Me alegra pensar que piensas en un caleidoscopio, María. No siempre la poesía tiene que ser triste.
Bss.